tengo muchas ganas de llorar gente en barcelona